La empresa puede, a través de la retribución flexible, destinar hasta el 30% de su salario bruto anual, a productos o servicios en especie y exentos de IRPF. De ese modo, obtienen un importante ahorro.

A continuación, las retribuciones en especie que quedan exentas:

Guardería: los trabajadores con niños de hasta tres años pueden ahorrarse parte del dinero destinado a la guardería dado que este servicio está exento de IRPF

Formación: en este aspecto los trabajadores pueden disfrutar de una formación relacionada con su puesto de empleo para su capacitación o el reciclaje.

– Cheque restaurante: en España pueden destinarse hasta 11 euros al pago del menú diario y este pago está exento de IRPF como el resto de los servicios a los que puede acogerse un trabajador que escoge este tipo de política de empresa. Estos cheques son compatibles con el teletrabajo.

Seguro médico: puedes contratar el seguro de salud contemplado en el plan de retribución flexible sufriendo hasta 500 euros anuales por empleado y puede extenderse al cónyuge y a los hijos.

– Están exentas las tarjetas-transporte, con el límite de 1.500 euros por trabajador.

– Tampoco se grava la entrega gratuita de acciones de la propia empresa, o a precio inferior al de mercado, a los trabajadores, con un máximo de 12.000 euros, a condición de que la oferta se realice de forma generalizada a toda la plantilla.

Solfico asesoría en Vilanova i la Geltrú

Contacta con nosotros
Call Now Button Llámanos sin compromiso
Necesitas ayuda? Te ayudamos por whatsapp!
Por favor acepta nuestra política de privacidad antes de empezar la conversación.